Norma Oficial Mexicana NOM-251-SSA1-2209 • Requisitos mínimos de buenas prácticas de higiene

0
1181

El procesamiento de alimentos exige la consideración de una serie de medidas importantes para garantizar la salud de los consumidores. La producción, distribución y manipulación de alimentos da lugar a importantes eventos de contaminación y por lo tanto, es necesario tomar medidas que permitan la certificación de la inocuidad de cada producto antes de ser utilizados y consumidos.

Cada persona y la organización completa que se involucre en la manipulación de alimentos deben considerar una serie de medidas aprobadas. Una norma que debe ser considerada al desarrollar este tipo de actividades es la denominada Norma Oficial Mexicana NOM-251-SSA1-2009, la cual dictamina los requisitos mínimos para las buenas prácticas de higiene que deben aplicarse en el proceso de producción de alimentos de todo tipo, elaboración de bebidas o fabricación de los suplementos alimenticios necesarios para el consumo humano dentro del territorio del país.

La aplicación de la NOM-251-SSA1-2009 es obligatoria y la verificación de este cumplimiento es responsabilidad de la Secretaria de Salud y de los gobiernos de las entidades federativas.

¿Cuándo fue promulgada la norma oficial 251-SSA1-2009?

La mencionada norma comenzó a ser considerada justo 270 días luego de su salida pública, cuando fue divulgada por el Diario Oficial de la Federación el lunes 1 de marzo de 2010. Dicho esto, sabemos que desde el primer día del mes de diciembre de 2010 se hizo obligatorio su cumplimiento.

¿Cuál es el objetivo de la norma?

La NOM-251-SSA1-2009 sustituye la Normas Oficiales Mexicanas NOM-120-SSA1-1994 y la NOM-093-SSA1-1994. La primera conocida como la norma para las buenas prácticas de manufactura para el proceso de alimentos, bebidas no alcohólicas y alcohólicas, y la segunda aplicada a la preparación de alimentos en establecimientos fijos, las cuales habían sido promulgadas en 1994.

El objetivo de esta nueva norma es el establecer los requisitos mínimos de buenas prácticas de higiene necesarias en la elaboración de productos consumibles. Todo con la finalidad de evitar la contaminación de los productos durante su procesamiento.

Entre las buenas prácticas aquí explicadas se encuentran las especificaciones sobre instalaciones, equipos y utensilios, servicios y medidas para el almacenamiento. Además, del control de operaciones y de materias primas.

Por otra parte, existe un apartado sobre las reglas necesarias para la higiene del personal, transporte, control de la manipulación de los alimentos, exigencias de capacitación, documentos y registros.

¿Qué ventajas ofrece esta normativa?

Esta norma trae varios beneficios dependiendo de la perspectiva en la que se analice. Para el caso de las organizaciones debemos resaltar que es perfectamente aplicable a la cadena de suministro alimentario mejorando la comunicación e integrando el Sistema de Gestión de la Calidad y el Sistema de Gestión de Seguridad Alimentaria. También mejora de la transparencia y seguridad del proceso entero,

Si la norma es cumplida a cabalidad, como cliente podemos estar seguros de la inocuidad de los alimentos y por lo tanto, mejora la salud de los consumidores y crea lazos de confianza.

En el tema del mercado, la normativa puede mejorar la comercialización eficiente de los productos mexicanos llevándolos a un nivel internacional.

La norma debe ser aplicada en cada nivel del procesamiento de consumibles, donde deben incluirse productos alimenticios de consumo directo, bebidas de todo tipo y la producción de materias primas. Ya que así se cumplirá el objetivo de evitar contaminaciones durante el proceso completo.

Desde su promulgación esta ley es obligatoria para las personas físicas o morales que se relacionen con la producción de alimentos, bebidas o suplementos alimenticios para ser consumidos por personas en México. En este particular debemos mencionar al personal de plantas productoras de alimentos y bebidas, a los proveedores de insumos y servicios a la industria alimentaria y a los expendios de alimentos. Además, todas las personas interesadas deben contar con las herramientas necesarias para lograr el cumplimento de esta ley de forma eficiente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here