¿Qué son las franquicias de distribución?

El mercado de los negocios, emprendimientos y marcas a nivel global ha vivido desde sus inicios varios cambios progresivos alentados por la revolución tecnológica. Así pues, es como ha nacido el sistema de franquicias que aún hoy en día se posiciona alto en los mercados globales, siendo una opción confiable de emprendimiento. Y de las mismas nacen varias ramas de funcionamiento como bien son las franquicias de distribución.

Varias industrias se han movido a este sistema de negocios que maneja dos principales posiciones, que son las del franquiciador y el franquiciado. De esta forma se atienden necesidades que antes no estaban en la mira general del modelo industrial, además de aprovechar el alza de éxito en el consumo. Por eso, si deseas saber más sobre el negocio de las franquicias, la información que ahora te brindaremos te será de gran ayuda.

He aquí algunas franquicias de distribución

Este modelo de franquicias de distribución se puede encontrar fácilmente en varios nombres registrados de empresas con las que estamos familiarizados. Algunos de los ejemplos más destacados de este sistema son:

  • Starbucks Coffee
  • 7-eleven (Seven Eleven)
  • McDonald’s
  • Mail Boxes ETC
  • Yves Rocher
  • Natur House
  • Midas
  • Dunkin’ Donuts
  • Burger King
  • Kentucky Fried Chicken (KFC)
  • Remax
  • Subway

Pero, ¿Qué son exactamente las franquicias de distribución?

Conocemos varios aspectos de las franquicias, el cómo funcionan, de qué manera se pueden clasificar dependiendo de su funcionamiento, y cómo se diferencian entre sí. Estas distinciones de funcionamiento se ven reflejadas incluso en el producto vendido por las mismas. Esto sucede principalmente debido a que hay mecánicas que benefician más a ciertos productos que a otros.

En el modelo sistemático de lo que una franquicia implica, podemos encontrarnos varios apartados especializados en cada sector de este medio. En el funcionamiento de una franquicia se deben cubrir aspectos como la producción, manejo, compra, venta y distribución de un producto. Por eso, las franquicias de distribución son las que se encargan de llevar a cabo la repartición de los artículos que el franquiciador adquiere de manera externa.

Esto convierte al sistema de franquicias de distribución en una especie de comercio minorista interno que otorga varios productos. De cierta forma hace la función de una compra y venta medida internamente, distribuyendo los productos obtenidos por otra productora y siendo revendidos en una red de franquiciados. Estos son quienes se encargan de la distribución en un portal similar a un modelo de una central de compras.

Algunas de las características principales de una fábrica de distribución

Si algo caracteriza a este modelo de franquicias de distribución es su rentabilidad, es decir, las ventajas en ganancias y adquisiciones brutas con respecto al monto invertido. Sabemos que este es un modelo funcional, ya que para llevarlo a cabo se estudia la efectividad de las sedes franquiciadas. De cierta forma, esto es lo que garantiza su empleo en las marcas reconocidas y lo que hace que siga vigente hoy en día.

Además, es un sistema en el cual el franquiciador tiene un manejo limpio de los productos comprados y distribuidos, así como la venta de los mismos a los franquiciados. Igualmente, de regirse bajo una mecánica de elección y control de los productos obtenidos por proveedores ajenos a la marca. Esta es conocida como la enseña “vertical-inversa” en la que también se lleva el monitoreo manual de qué productos son vendidos y distribuidos a sus franquiciados.

Otra de las cosas que podemos considerar distintivas en estas franquicias de distribución es en los mismos productos que ofrece. Como mencionamos anteriormente, hay sistemas que favorecen la venta al mayor de ciertos productos. En el caso de las franquicias de distribución vemos cómo se aprovecha la compra y venta de productos externos obtenidos por el franquiciador.

Por eso, mercados como los de artículos deportivos, maquillaje, tiendas de gastronomía e incluso las marcas de cigarros son algunos de los que emplean este método. Por eso, generalmente las tiendas y sucursales de este tipo de mercancía mantienen, como política clara de las franquicias, un mismo nombre comercial. Vendiendo, facilitando y distribuyendo productos idénticos entre sí como marca distintiva hacia el consumidor.

Otra cosa es que las franquicias de distribución no se les facilita mayor información ni tecnología que supere lo necesario para el funcionamiento de la franquiciada. Más bien se rigen bajo una serie de permisos o licencias con las cuales acreditar legalmente la distribución de un producto. Estas mismas licencias son también manejadas directamente por el franquiciador al mando de la marca.