Postigo

Poder, partido y elecciones

José García Sánchez

Poder, partido y elecciones

311 vistas

Diciembre 10, 2017 19:29 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
José García Sánchez › diarioalmomento.com

Postigo




La llegada de Nuño a la campaña del PRI en apoyo al candidato no priísta a la Presidencia de la República, podemos pensar que se convertirá en el capataz de los priistas tal y como lo hizo con los profesores que quisieron plegarse a la reforma educativa.

Cerrado como todo viejo joven, aferrado en tener la razón y empecinado en decir que todo lo que no emanada de su grupo pertenece al pasado. Fascitoide como él solo, pareciera afirmar: la modernidad soy yo. El hipster de la política ahora se volcará a hacer de los priistas unos meadistas químicamente puros.

Qué puede esperar Meade de una campaña encabezada por Nuño, a quien para definirlo sobran adjetivos negativos; y, por otra parte, qué puede esperar el PRI con un capataz de hacienda porfiriana como líder adoptivo.

El PRI no puede aceptar las indicaciones de un militante que nunca ha hecho trabajo partidista y, por si fuera poco, deben esperar a que transcurra el largo trecho de que sus ocurrencias se conviertan en ideas y, lo más difícil: pueda expresarlas.

Lo cierto es que esta elección necesita de alguien como Aurelio Nuño donde se centren las críticas, como un distractor que desvíe la atención del regreso contundente y evidente de Carlos Salinas, quien no tiene otro remedio que salir de bambalinas para preservar los intereses propios y del grupo al que pertenece y encabeza.

Así, la presencia de un personaje como Aurelio Nuño, será el centro de la atención de los críticos, quienes en lugar de cuestionar la inmadurez política de Meade, arremetan contra un Nuño convertido en pararrayos de una contienda que desde ahora se antoja desigual y con claros matices de antidemocracia.

Nuño es parte del espectáculo político que representa la candidatura de Meade desde su nacimiento. La expectativa, basada en rumores que se lanzaron desde las oficinas particulares de los hombres en el poder, creando así varias capas de poder, cuya función es evitar que se llegue a descubrir el centro. El poder en México es una especie de cebolla que lanza sus propias disidencias con previo acuerdo, están conformadas por voces aparentemente disidentes que en el fondo guardan un acuerdo y un secreto.

En las elecciones del próximo año se entrarán en acción todas las capas del poder, donde el PRI es sólo una delgada capa más que encubre el misterioso centro. El proceso de selección de los candidatos a la Presidencia de la República y la gubernatura de la ciudad de México, serán muy diferentes a los candidatos a las gubernaturas en disputa, que no son pocas, lo moderno del poder implica el estancamiento, incluso el retroceso, de algunas de sus capas, como lo es el tricolor, todo un partido sacrificado en nombre de la preservación del poder.

Así, hay diferentes planes algunos bien estructurados, otros que todavía no se plasman en el papel, que van desde una elecciones cien por ciento limpias y transparentes, hasta la posibilidad de un golpe de Estado militar en caso de perder, apoyados en la ley de seguridad interna que seguramente será aprobada en periodos extraordinarios de sesiones.

El grupo en el poder necesita urgentemente legitimarse, pero, al mismo tiempo, legitimar las instituciones, y, por lo tanto el Estado, que han desgastado como nunca. Deben aparentar democracia ahora más que nunca. En este sexenio, más de un país ha cerrado negociaciones comerciales por la violación a los derechos humanos del gobierno y por el peligro de un levantamiento social ante la miseria de los mexicanos que trabajen o no trabajen, son pobres. El mundo se sorprende de los salarios que se pagan en México

La prisa por aprobar dicha ley, tiene objetivos muy claros. Los puentes hacia opciones diferentes para detentar el poder están puestas en la mesa, no todas serán llevadas a cabo pero sí tomadas en cuenta. Hay una para cada escenario, por muy extravagante que éste sea. Por lo menos es lo que nos hacen pensar


Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.